Descoberto Dinoussauro de 72 milhões de anos

INAH

Paleontólogos del INAH hallaron fragmentos de vértebras y huesos largos.
En desierto de Coahuila

DESCUBREN HUESOS DE DINOSAURIOS DE 72 MILLONES DE AÑOS

*** Paleontólogos del INAH hallaron fragmentos de vértebras y huesos largos que podrían pertenecer a alguna especie que vivió en el Cretácico Tardío

*** Podrían corresponder a alguna de las especies que habitaron en el área, como los llamados ‘pico de pato’, el Ornitomimidae, bípedo parecido al avestruz, o el tiranosaurio

Fragmentos de vértebras y huesos largos que podrían pertenecer a alguna especie de dinosaurio que vivió hace más de 72 millones de años, en el Cretácico Tardío, fueron descubiertos por paleontólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) en el municipio de General Cepeda, en el desierto de Coahuila.

Los restos de fauna prehistórica fueron hallados en el yacimiento paleontológico llamado Las Águilas, durante los trabajos de limpieza y conservación del sitio, realizados mediante el Programa de Empleo Temporal (PET).

La paleontóloga del Centro INAH-Coahuila, Felisa Aguilar, responsable del proyecto de conservación e investigación del lugar, informó que se trata de trozos de vértebras y piezas largas, probablemente de fémur, que fueron encontrados en varios puntos del sitio que abarca 5,000 m², en los que se han registrado 207 huellas de dinosaurios que tienen  una antigüedad de 72 millones de años.

“Aún no es posible dar detalles del tipo de especies a las que pertenecen los huesos, ya que debido a su estado de fragmentación requieren de estudios más detallados. Sin embargo, es muy probable que correspondan a individuos de las tres familias que por las pisadas que hay en el sitio se sabe que ahí habitaron.

“Podrían corresponder al Hadrosauridae, o mejor conocidos como dinosaurios ‘pico de pato’; al Tiranosauridae, los famosos tiranosaurios, de cráneo amplio, cuello corto y robusto y brazos cortos, o al Ornitomimidae, bípedo parecido al avestruz actual”.

Tras destacar que este hallazgo confirma el alto potencial del lugar para la investigación paleontológica en México, la investigadora del Centro INAH-Coahuila indicó que luego de este descubrimiento se realizaron recorridos de superficie por el área circundante a Las Águilas, a fin de puntualizar la extensión de la presencia de fósiles en un perímetro de entre cinco y 10 km del ejido Porvenir de Jalpa.

Lo anterior, destacó Felisa Aguilar, derivó en la identificación de otros tres puntos con pisadas de dinosaurios, cada uno con por lo menos tres huellas. “Dichos lugares aún están ocultos por la vegetación y no se habilitarán a la visita hasta que no se tenga el registro del lugar que permita garantizar su conservación futura”.

Registro de sitios con potencial paleontológico

La especialista comentó que dada la riqueza de Las Águilas, el INAH agiliza el proceso de registro del lugar como sitio paleontológico, de tal manera que actualmente se llevan a cabo los trámites finales para ello.

“El proceso ha sido largo debido a que la demarcación del área a proteger debe estar sustentada con estudios científicos muy detallados. Por tal razón, este año se intensificarán los recorridos de superficie, a fin de delimitar con exactitud toda el área donde existan huellas del paso de animales del Cretácico o algún otro elemento fósil”.

Paralelo al registro de Las Águilas, la paleontóloga Aguilar abundó que el Centro INAH-Coahuila también lleva a cabo los procesos de otros tres sitios con evidencias prehistóricas de más de 70 millones de años: Porvenir de Jalpa, Depósito de la luz y Loma de San Pedro.

“Con estos tres yacimientos, aunado al de Las Águilas y al de Rincón Colorado, que es el único lugar registrado hasta la fecha en Coahuila, sumarían cinco los sitios paleontológicos con protección legal.

“Lo anterior representaría un gran avance en la conservación de sitios con patrimonio del Cretácico, que es abundante en la entidad, lo que se refleja en que 90 por ciento de los municipios tiene vestigios de esa temporalidad, siendo el más rico General Cepeda, donde también se han localizado materiales paleontológicos de más de 70 millones de años en el 90 por ciento del territorio y en cinco por ciento vestigios del Pleistoceno (2.5 millones de años a 10,000 años)”.

Por otra parte, Felisa Aguilar informó que durante 2010 el INAH, conjuntamente con la Comisión Nacional Forestal, dio mantenimiento al andador de visitantes de Las Águilas 1, donde se encuentran la mayoría de huellas de dinosaurios, mismas que están cercadas para su protección; además se arregló el camino que une a este punto con el de Las Águilas 2, donde hay otras pisadas; ambos punto fueron abiertos al público desde 2009, con recorridos controlados y con la vigilancia de la comunidad.

“Uno de los trabajos más importantes realizados, fue la desviación de la corriente de de los arroyos intermitentes que se forman alrededor de Las Águilas 1, que durante la época de lluvias provocan que el agua pase directamente sobre las huellas con el riesgo de erosionarlas; para corregir el problema se construyeron pequeños canales y una acequia siguiendo la pendiente del terreno”.

La investigadora dio a conocer que este año con el apoyo del PET —que desarrollan el INAH y la Secretaría de Desarrollo Social—, se llevarán a cabo trabajos de acondicionamiento del andador que conecta Las Águilas 1 con Las Águilas 2, y se colocará una cerca de protección en el segundo punto de visita, para evitar su deterioro.

Felisa Aguilar informó que mediante el programa de empleo también se atenderá el sitio de Rincón Colorado, “principalmente se actualizarán los cedularios y se dará mantenimiento al acceso al sitio que se ha deteriorado por las fuertes lluvias que han caído en Coahuila en los últimos años.

“Este lugar fue abierto al público en 1994, por lo que la información que presenta necesita ser actualizada a partir de las recientes investigaciones”, dijo la paleontóloga, al tiempo que recordó que en este sitio se han descubierto restos de dinosaurios casi completos, así como huellas aisladas de sus pisadas; los esqueletos son estudiados desde hace varios años en el Museo del Desierto; en tanto que en el sitio se exhiben reproducciones de las osamentas, en el punto exacto donde se hallaron las originales.

“En 2011 el INAH efectuará trabajos de conservación a dichas reproducciones y actualizará los cedularios; por ejemplo, se agregarán datos sobre el hadrosaurio Velafrons coahuilenses, consumidor de plantas de 7.0 metros de largo y tres toneladas de peso, cuyo descubrimiento en Rincón Colorado se dio a conocer al mundo en 2008; el esqueleto fue recuperado y estudiado por especialistas del Museo del Desierto, la Coordinación de Paleontología de la Secretaria de Educación y Cultura de Coahuila, el Museo de Historia Natural de Utah y el Museo Royal Tyrrell, en Drumheller, Alberta, Canadá.

Sobre maniamuseu

Maníaco por museus de todo mundo. Eles trazem a história, o futuro, o diferente e a cultura. Entretenimento e educação. Viaje em maniamuseu.
Esse post foi publicado em Biologia & História Natural, Gente & Comportamento, História Natural, Museus das Américas, Museus do México e marcado , , , , , , , , , , , , , . Guardar link permanente.

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s